Un Baile Blanco y Negro

Reportera: Zeudy Rosario, Estudiante de Español y Comunicación en la Universidad de Monmouth

El documental titulado Prom Night in Mississippi fue presentado en Wilson Hall en la Universidad de Monmouth el 16 de noviembre de 2010 como parte del programa Shadows para estudiantes del primer año. Susan Damaschke, Coordinadora de Retención de Estudiantes del Primer Año, dijo que el documental sirvió para mostrar la realidad de cosas que pasan hoy día en los Estados Unidos. “No había visto la película, y me sorprendió mucho el hecho de que éste tipo de problema esté pasando todavía en este país,” comentó Damaschke.

El documental cuenta la historia de los estudiantes de la escuela secundaria de Charleston, Mississippi, quienes parecen estar atrapados en los tiempos de las leyes Jim Crow. Estas leyes consistían en la separación de los americanos de piel blanca y los afroamericanos en el ámbito personal, profesional, y escolar. A pesar de que en el 1954 la Corte Suprema de los Estados Unidos ordenó la integración de ambas razas en todas las escuelas, en Charleston High School esa noticia llegó tarde. No fue hasta el año 1970 que esta escuela secundaria permitió la entrada de estudiantes afroamericanos en sus salones.

Este problema continúa siendo tan fuerte que desde que se permitió la integración de ambas razas en esa escuela, un grupo de padres de raza blanca organiza los bailes de graduación de fin de año separados. En vez de tener un sólo baile para todos, la escuela siempre ha tenido dos; uno para los estudiantes de raza blanca y otro para los estudiantes afroamericanos.

Esta resistencia al cambio es evidente en este documental. Esta película fue producida y dirigida por el canadiense Paul Saltzman y en ella él muestra la realidad de los estudiantes en Charleston High School, quienes querían tener un baile de graduación integrado y no dos separados por el color de su piel.

El documental cuenta que en el año 1997 el actor afroamericano Morgan Freeman, quien creció en la comunidad de Charleston, ofreció pagar por el baile si la Junta Escolar y la escuela permitían la integración de los bailes. La oferta de Freeman fue rechazada en esa ocasión pero once años más tarde, cuando Freeman hizo la oferta nuevamente, la escuela aceptó  y así fue como surgió la idea de hacer este documental. En el transcurso de la película Saltzman presenta las opiniones y el diario vivir de los estudiantes, maestros, y padres de Charleston. En el 2008, a esta escuela asistían 415 estudiantes, el 70 por ciento de ellos afroamericanos, y el 30 por ciento estudiantes de raza blanca. De acuerdo con los estudiantes entrevistados en el documental, ninguno de ellos sabía la razón por la separación del baile de graduación.

El tema del baile de fin de año causó revuelo cuando la mayoría de padres y algunos estudiantes de raza blanca se opusieron a la idea de unir a ambas razas en una misma celebración. Dos estudiantes, una afroamericana y otra de raza blanca, pelearon a causa del tema, ya que la estudiante de raza blanca no estaba de acuerdo con la integración del baile. Algunos padres amenazaron a sus hijos a que si asistían al baile integrado iban a ser desheredados. La controversia llegó tan lejos que varios padres trataron de chantajear a estudiantes de raza blanca para que no asistieran al baile integrado. A pesar de que se aceptó el baile integrado, los padres insistieron y organizaron nuevamente el baile para estudiantes de raza blanca, como siempre había sido su tradición anualmente.

Aún con todas estas controversias, el primer baile integrado de Charleston High School se realizó el 19 de abril de 2008 y fue todo un éxito. Todos los estudiantes que asistieron, blancos y negros, compartieron, bailaron, y disfrutaron sin ningún percance. Fue una noche para recordar para muchos de ellos. Después del baile, algunos estudiantes dijeron que sus relaciones con estudiantes de otra raza habían mejorado bastante. Pese al éxito del primer baile integrado en la historia de la escuela, esta escuela superior no ha vuelto a ofrecer un baile intergrado después del 2008.

Anuncios

Día de Acción de Gracias: ¿Tradición o innovación?

Reportera: Zeudy Rosario, Estudiante de Español y Comunicación en la Universidad de Monmouth

Todos los años durante el penúltimo jueves de noviembre se celebra el Día de Acción de Gracias en los Estados Unidos y con el flujo creciente de inmigrantes de todas partes del mundo esta cena ha atravesado un proceso de innovación y una mezcla deliciosa de sabores multiculturales. Aunque cada cultura tiene su propia variación de esta gran cena anual una cosa sí es constante; el pavo no puede faltar.

Esta cena tradicional estadounidense incluye pavo relleno, una salsa hecha con los extractos del pavo, papas majadas, salsa de arándanos, cacerola de judías verdes, y de postre pastel de manzana y/o de calabaza. Pero si te sientas a cenar con la familia ecuatoriana de Samuel López, vas a encontrar el pavo de la cena tradicional americana servido junto con arroz amarillo y frijoles negros, ensalada de papas en lugar de papas majadas y un plato típico ecuatoriano llamado yapingacho (un plato hecho con huevos, chorizo, aguacate, y papas). Samuel llegó a los Estados Unidos con su madre hace 9 años y desde entonces siempre han celebrado el Día de Acción de Gracias. “Aunque no somos americanos, vivimos en este país y nos gusta seguir las tradiciones americanas. Esta es nuestra manera de sentir que somos parte de este país, y una manera de agradecer todas las oportunidades que hemos encontrado aquí,” confesó López.

No sólo los hispanos han revolucionado esta cena tan popular, sino que también las personas de descendencia europea han hecho algunas modificaciones a este menú. En el caso de María Ferrara, una estudiante italiana-americana, su familia sirve una rica lasaña junto al famoso pavo. Cada año su familia se reúne en la casa de una tía en Clark, Nueva Jersey. “Es un momento para compartir con la familia que no hemos visto en algunos meses y dar gracias por la familia y las amistades,” comentó Ferrara. Para substituir a las tradicionales papas majadas, la abuela de Ferrara cocina un plato italiano llamado pizza di patate; que es una mezcla de papas, queso mozzarella, y salami.

Mientras algunas familias como la de Ferrara y López dan su propio toque cultural a la cena del pavo, algunas familias prefieren disfrutar de la cena tradicional americana sin realizar ninguna modificación. Mohsen Khan, hijo de padres inmigrantes de Pakistán, se deleitó con una cena característica estadounidense el 24 de noviembre. En su casa se sirvió papas majadas acompañadas con una rica salsita, salsa de arándano, maíz, pastel de manzana, y por supuesto el famoso pavo con relleno. “Hace tres años uno de mis hermanos le reclamó a mi madre que por qué no hacíamos nada el Día de Acción de Gracias y las otras familias sí. Desde entonces, mi madre siempre cocina esta cena al estilo estadounidense todos los años. No optamos por cambiar el menú porque es una tradición de este país, y nos hace sentir que encajamos en esta tradición cultural,” dijo Khan.

El Día de Acción de Gracias es una costumbre que se celebra en los Estados Unidos desde el 1941 y, a pesar de las innovaciones y las mezclas gastronómicas, el mensaje sigue siendo el mismo: dar gracias y compartir con la familia.

Las Hawks Ganan un Partido Difícil

Reportera: Laura Aniello, estudiante de Justicia Criminal y Español de la Universidad de Monmouth.

Las mujeres del equipo de fútbol de la Universidad de Monmouth triunfaron 3 a 0 sobre la Universidad de Lafayette el viernes, 28 de septiembre de 2010.  Este fue el último partido antes de comenzar a jugar en su propia conferencia el próximo martes, 5 de octubre de 2010.
Kim Malecki marcó el primer gol de las Hawks en los primeros tres minutos del juego.  No hubo otros goles en el primer tiempo de juego, gracias a las defensas fuertes de ambas universidades.  Sin embargo, las cosas cambiaron drásticamente con el comienzo del segundo tiempo.
Con sólo un minuto y treinta segundos de juego en el segundo tiempo, Dana Costello marcó el segundo gol de Monmouth con la ayuda de Stacy Kadell.  Kadell pateó la pelota a Costello y ella corrió, pasando las defensas del equipo de Lafayette, y marcó un gol dándole la ventaja de 2-0 a favor de Monmouth. Costello ha sido la responsable de anotar  la mayoría de los goles para el equipo este año.
Increíblemente, el equipo de las Hawks marcó un gol más en el juego durante el segundo tiempo.  Mary Wilks marcó el tercer gol del juego, con la ayuda de Stacy Kadell, marcando el último gol de este juego.
El portero y la defensa de las Hawks hicieron un buen trabajo y registraron su cuarta victoria. Con esta victoria, las Hawks mejoran su récord  a 5-3, 5 victorias y 3 derrotas. Ellas empezarán en su propia conferencia contra el equipo de Mount St. Mary en Maryland.

Evento de Sabor Latino Deja Sabor Amargo

Reportera: Zeudy Rosario, Estudiante de Español y Comunicación en la Universidad de Monmouth

“¡Ay qué rico!” Así exclamaron los estudiantes y empleados de la Universidad de Monmouth al probar comida hispana en el evento “Besa al Cocinero,” que tuvo lugar el 28 de septiembre de 2010 en el sótano del edificio Spruce Hall.

“Besa al cocinero” fue uno de los eventos programados para celebrar el Mes de la Hispanidad en la universidad este año. Alrededor de veinte personas asistieron a este evento para aprender a cocinar platos populares de la comida hispana con la Chef Ada, la chef principal del restaurante “Ada’s Latin Flavor” en Long Branch.

Empanadas de pollo y carne de res, arepas de yuca, mofongo de chicharrón, y arroz con frijoles y bacalao fueron algunos de los platos servidos como parte de este evento. Éstos fueron acompañados con un refrescante jugo de tamarindo. Los asistentes se deleitaron especialmente con las empanadas de pollo y el arroz con frijoles, el cual terminó siendo el plato favorito para muchos.

Mientras la Chef Ada explicaba cómo preparar las empanadas en la cocina a un grupo pequeño de asistentes, los demás participantes tuvieron la oportunidad de disfrutar de las empanadas que ya estaban listas en las bandejas. Los grupos hicieron turnos; mientras un grupo probaba la comida, el otro entraba a la cocina con la chef.  “Nunca había comido algo tan bueno,” fueron sólo algunos de los muchos comentarios positivos que se escucharon durante el transcurso del evento.

Contratiempos del evento

A simple vista, este evento parece haber sido un éxito. Sin embargo se presentaron varios contratiempos inesperados, algunos más serios que otros.

Pautado para empezar a las 7:30 de la noche, “Besa al cocinero” empezó media hora más tarde porque se esperaba la presencia del Presidente Gaffney y su esposa, pero ellos nunca llegaron. Esto molestó a varios asistentes que esperaban ansiosamente el comienzo del evento.

Sin embargo, la mayor queja lo mucho que duró el evento. Según el horario original ofrecido por los organizadores, se suponía que terminara a las 9:30pm, pero el plato principal, arroz con frijoles y bacalao, no estuvo listo hasta pasadas las 10. “¿Pretenden que nos quedemos toda la noche aquí? Tengo tarea que hacer,” se quejó en voz baja una estudiante, evidentemente molesta y cansada.  El evento finalizó a las 10:30 de la noche y de veinte personas que asistieron, sólo quedaron siete.

Quejas menores

Chef Ada, aunque es muy buena cocinera, no explicó muy bien los pasos y el proceso de cómo prepara para cada plato. Los que participaron en el evento tampoco pudieron observar los pasos mientras ella cocinaba, ya que la chef estaba situada en la cocina y ellos en un área diferente en el sótano. Además, hacía mucho calor y no había aire acondicionado ni abanico en el lugar del evento. Aparte del calor climático, el vapor de la cocina hizo que el calor fuera insoportable.

Christina Green, estudiante americana de primer año, se fue un poco decepcionada porque no hubo postre. La estudiante de Biología Marina, es una repostera aficionada desde hace cinco años. “Un día probé el pastel de tres leches y me encantó. Vi en el menú del restaurante de la  Chef Ada que tenía ese postre, y por eso me animé a asistir a este evento. Pero desgraciadamente, no se hizo ninguna clase de postre,” dijo Green.

Sugerencias y recomendaciones

Al finalizar el evento, Heather Kelly, directora asistente de actividades estudiantiles, pidió la opinión de los siete asistentes que se quedaron hasta el final. “Esta es la primera vez que hacemos un evento así y ustedes fueron nuestros conejillos de indias. Este evento fue muy emocionante y diferente para mí, pero ¿qué creen ustedes?” preguntó Kelly.

Francisca Ortiz-Smith, de ascendencia puertorriqueña, fue la primera en dar su opinión. “Me hubiese gustado ver la preparación de cada uno de los platos. Hubiera sido mejor que la chef hubiera estado frente al salón, delante de los asistentes para darnos la oportunidad de observar cómo se preparaba cada cosa plato. No vimos el proceso ni tampoco se repartieron recetas,” dijo la empleada de mantenimiento.

A pesar de los contratiempos, los protagonistas de la noche fueron los fabulosos platos de comida que formaron parte del evento. No hubo ninguna queja de la comida; tanto así que algunos asistentes se llevaron comida para sus casas.

Redadas de Inmigración Separan Familias

Reportera: Zeudy Rosario, Estudiante de Español y Comunicación en la Universidad de Monmouth

Las redadas de inmigración con el propósito de arrestar a personas indocumentadas han estado ocurriendo por mucho tiempo en los Estados Unidos. Estas redadas están ocurriendo con más frecuencia, separando a más familias.  Aunque este proceso afecta a muchos matrimonios, los niños son los que sufren más en estas situaciones.

Luisa, una niña de 11 años de New Brunswick, tiene miedo de que le arrebaten a sus padres. Adondequiera que van, Luisa y su familia toman precauciones, por si conducen una redada en el lugar donde se encuentran. Sus padres han escuchado en las noticias que últimamente se estaban realizando redadas en varias tiendas Wal-Mart en algunos estados del país. “Vamos Luisa, apúrate. Debemos irnos,” dijo nerviosamente su madre, mientras Luisa tomaba una caja de cereal del estante mientras estaban de compras en una de estas tiendas. Ella no quería quedarse mucho tiempo temiendo que lo peor pudiera suceder.

Los temores de la madre, se convierten en los temores de Luisa al paso de los días. La Dr. Rosemary Barbera, profesora asistente de la Escuela de Trabajo Social de la Universidad de Monmouth, comentó que esos temores son normales.  “[Los niños] muchas veces viven en temor. Los más pequeños no comprenden los aspectos de las redadas y deportaciones, y a veces piensan que la policía vendrá a llevárselos a ellos o a uno de sus familiares en cualquier momento. Como resultado de esto, esos niños siempre están en un estado de alerta,” explicó Barbera.

Sin embargo, en este caso, Luisa entiende las consecuencias de lo que podría pasar. “Yo sé que mi mamá y mi papá no están aquí legalmente porque ellos me lo explicaron. Ellos me han dicho lo que debo hacer en caso de que sean arrestados, pero yo no quiero que eso ocurra,” dijo la niña, con lágrimas en sus ojos.

La agencia de Servicios de Inmigración y Control de Aduanas, o ICE por sus siglas en inglés, es la organización principal que aplica las leyes de inmigración y aduanas. La Oficina de Operaciones de Detención y Deportación, o DRO por sus siglas en inglés, es la división dentro de la agencia que se encarga de conducir las redadas.

De acuerdo a la página web de ICE, el objetivo de la división es “identificar y apresar a personas indocumentadas, fugitivas, y criminales, para dirigirlas mientras están bajo nuestra custodia y hacer cumplir las órdenes de deportación de los Estados Unidos.”

Esta página también afirma que la “DRO está comprometida a hacer cumplir las leyes migratorias de nuestra nación de una manera justa, efectiva y profesional.” No obstante, los críticos no están de acuerdo con esta declaración.

“Todo esto es un espectáculo para obtener influencia política. Las redadas que han ocurrido en lugares de trabajo castigan a los inmigrantes que trabajan allí y no a las personas que los contratan bajos condiciones de explotación,” afirmó Barbera.  La DRO realiza redadas inesperadas en los lugares de trabajo y arrestan a las personas indocumentadas, causándoles vergüenza. Los oficiales también se aparecen en los hogares de estas personas para arrestarlos, dejando a sus familiares tristes e indefensos.

A pesar de la situación actual, muchas personas indocumentadas tienen esperanza de que su estatus legal en este país cambie. Los padres de Luisa, por ejemplo, tienen fé de que el gobierno del Presidente Obama apruebe una reforma migratoria muy pronto.  “Durante su campaña, Obama usó la frase ‘Sí se puede.’ Yo creo que en verdad sí podemos estar legalmente en este país algún día,” dijo el padre de Luisa mientras la abrazaba con fuerza.

Monmouth University Celebra La Cultura Italiana

Reportera: Maria Mazzone

Monmouth University. April 2010.
Il Dipartamento di lingue straniere, con il club italiano, “L’ora del Caffè”, hanno celebrato  “La Festa Italiana.”  L’evento ha avuto luogo il 25 di marzo 2010, in Wilson Hall. I numerosi partecipanti per  questo evento si sono riuniti  non solo per celebrare,  ma anche per imparare la cultura italiana. Infatti, “La Festa Italiana” è un festival italiano annuale che promuove  la lingua, la  letteratura, la cultura, la musica  e l’arte italiana.

Il tema  di  quest’anno è stato: “La gastronomia nella  letteratura italiana.” La professoressa

d’ italiano, la Dottoressa Maria Simonelli,  ha aperto l’evento ringraziando tutti per la loro presenza e dopo una breve introduzione al tema del festival, ha passato il microfono ai vari oratori invitati. La celebrazione della “La Festa Italiana” ha attratto molti professori e studenti che erano interessati ad allargare le loro conoscenze della la cultura italiana.

Il  Console italiano del New Jersey, il Dottore Andrea Barberia, ha onorato l’evento con la sua presenza. Tre stagisti dal consolato d’Italia a Newark, La  Dottoressa Guendalina Conte, il Dottor Biondino F. Mercuri ed il Dottor Marco Tucciarelli hanno presentato la storia letteraria della gastonomia. Hanno spiegato il ruolo che il cibo ha avuto nella cultura italiana ed hanno esaminato la storia della letteratura italiana alla luce della gastronomia.

Successivamente, gli studenti delle varie classi d’italiano hanno presentato le  loro personali  ricerche  sulla gastronomia e la cultura italiana. Infine, gli studenti  della classe  di conversazione avanzata si sono esibiti con la danza della “Tarantella Napoletana.”

A presentazioni ultimate, la celebrazione sono continuate con un magnifico  buffè  ricco di  piatti gastronomici italiani offerti a tutti i partecipanti.

L’evento  è stato un grande successo.

La Dottoressa  Maria Simonelli, organizza il festival italiano da sette anni.

“Lo scopo del festival,”  ha detto Simonelli, “è di celebrare con i miei laboriosissimi studenti tutta la bellezza che si riscontra in questa cultura, ricca  di musica, arte, letteratura e cibo squisito.”

English version:

The Department of Foreign Language Studies along with the Italian club, “L’ora Del Caffè,” sponsored “La Festa Italiana,” a cultural celebration. The event was held on Thursday, March 25 2010 in Wilson Hall. The crowd at this event gathered together not only to celebrate, but also to be educated about Italian culture. “La Festa Italiana is a yearly Italian Festival that promotes Italian language, literature, culture and art.

This year’s theme highlighted a significant moment in Italian Culture, “Gastronomy in Literature.” Dott. Maria Simonelli, Professor of Italian for the Foreign Language Department, opened the event by thanking everyone for their attendance and welcoming many special guest speakers to the ceremony. The celebration of ”La Festa Italiana attracted many professors and students who were interested in learning more about the Italian culture.

The Italian Consul of New Jersey, Doctor Andrea Barberia, honored the event with his presence and participation. 

Three interns from the Consulate of Italy in Newark, Dr. Guendalina Conte, Dr. Biondino F. Mercuri, and Dr. Marco Tucciarelli gave a power point presentation. They explained the role food has had in Italian culture and surveyed the history of Italian literature featuring gastronomy.

Following that power point, students from the Ital­ian language classes of the Foreign Language Department were invited to present their researches on Italian culture. Furthermore, students of the Advanced Italian Com­position and Conversation class choreographed the “Tar­antella Napoletana” dance.

After the performances, a vast assortment of Italian food was offered to the participants and guests.

The event was a great success.

Professor Maria Simonelli, has been in charge of the Italian Festival since its inception seven years ago. “The purpose of the Ital­ian Festival,” Simonelli said, “is to celebrate with my very hardworking students all the beauty that is in this culture, rich of music, art, literature and delicious food.”

Economía Difícil y Competencia Afecta a Jóvenes

Reportera: Zeudy Rosario, Estudiante de Español y Comunicación en la Universidad de Monmouth

Actualmente es mucho más difícil encontrar trabajo con tantos despidos y desempleados compitiendo para las mismas posiciones. ¿Cómo pueden enfrentar esta situación los profesionales que acaban de graduarse?

“Como está la economía actualmente, yo no he podido asegurar un trabajo de tiempo completo y necesito trabajar porque necesito dinero,” dijo Aaron Reevey, estudiante graduado de la Universidad de Monmouth, quien participó en una feria de trabajo que realizó la universidad el 24 de marzo del 2010.

Reevy, quien se graduó en la primavera del 2009 con una licenciatura en Comunicación y Ciencias Políticas, se sentía confiado cuando llegó al evento con cinco currículum vitaes en mano. Vino bien preparado e investigó a todas las empresas que estaban presentes ese día. Estaba decidido a encontrar empleo.

El mismo día, Liancy Quezada, vestida profesionalmente, visitó una agencia de empleos en New Brunswick. Ella  terminó una carrera técnica de Asistencia Legal en Katherine Gibbs. La despidieron de su trabajo en enero del 2010.

Al igual que Reevey, Quezada no ha tenido suerte en la búsqueda de empleo. “He puesto mi información en varias páginas de búsquedas de trabajo, he ido a algunas agencias de trabajo, y compro el periódico a diario solo para ver si hay un trabajo para mí. Es muy difícil porque tengo muchas cuentas que pagar,” explicó Quezada. Actualmente, ella depende de cheques de desempleo para cubrir sus gastos.

Reevey ha hecho lo mismo que Quezada sin tener suerte. “No sé qué pensar; es como si no hubiera trabajo,” dijo Reevey.

¿Por qué hay tantas personas, especialmente estudiantes graduados, que se les está haciendo difícil asegurar un trabajo? ¿En realidad no hay trabajo en el mercado actual?

Katie Pyott, asociada de educación de la organización State Theatre of New Jersey, piensa lo contrario. “Sí hay trabajos, pero hay más personas compitiendo por ellos,” informó Pyott, quien asistió a la feria de trabajo representando a una de las compañías presentes.

Pyott dijo que con los despidos recientes, no son sólo dos o tres personas las que están compitiendo por un trabajo sino que hay cientos. También explicó que en su compañía los estudiantes universitarios hacen internados pero que ha ocurrido un aumento de solicitudes de estudiantes graduados para estas mismas posiciones. Eventualmente a esos estudiantes se les ofrece empleo en la compañía.

Mientras algunos hacen su internado, otros buscan refugio en escuelas graduadas. Esto es lo que está haciendo Reevey; quien prefiere quedarse en la universidad hasta que el mercado de trabajo mejore. Reevey nos explicó que le va muy bien por ahora, ya que su asistencia como estudiante  graduado paga el 90 por ciento del costo de la universidad. Sin embargo, él dice que continuará buscando empleo cuando termine su maestría.

Para muchos como Quezada, la escuela graduada no es una opción realista. “Una educación universitaria es muy cara, así que estaría en una peor situación si empiezo a estudiar cursos graduados. ¿Dónde encuentro el dinero para pagar mi educación si no tengo trabajo?” dijo Quezada.

Rebi Wong, una empleada de Peace Corps, les aconsejó a los jóvenes no desanimarse. “Deben aplicar a todas las posiciones que puedan y asegurarse de tener un currículum que trabaje para ustedes, no en contra de ustedes,” dijo Wong.

Wong también sugirió buscar empleos en campos que no sean iguales a los títulos. Ella estudió Negocios, pero actualmente trabaja en una organización sin fines de lucro donde puede aplicar las estrategias de negocios que aprendió en la universidad.

Agregó que muchas personas están buscando trabajo en industrias que pierden empleados, como es el caso de los empleos de negocios.  Mientras que otras industrias no se han visto afectadas por la crisis económica en la que se encuentra el país actualmente, como está pasando en la medicina o la tecnología.

La esperanza de conseguir empleo aumentará para los futuros graduados mientras la economía continúe mejorando.


Anteriores Entradas antiguas Siguiente Entradas recientes